CUIDADO CON LOS GOLPES DE CALOR

CUIDADO CON LOS GOLPES DE CALOR

El golpe de calor es una reacción del cuerpo ante una exposición excesiva a altas temperaturas. Como consecuencia, la persona puede sufrir mareos, taquicardia, hipotensión, debilidad, etc.

Durante el verano, ante las olas de calor que sufrimos a veces con temperaturas a la sombra por encima de los 40º C, el cuerpo puede verse incapaz de regular nuestra temperatura corporal por medio del sudor y la vaso-dilatación periférica de los vasos sanguíneos por donde circula la sangre, lo que hace que nuestra temperatura corporal se eleve produciéndose una hipertermia o golpe de calor.

Los niños, embarazadas, ancianos o las personas con ciertas enfermedades, son más vulnerables ya que una persona que se deshidrata no puede sudar lo suficiente para enfriar su cuerpo, por lo que su temperatura corporal se elevará antes provocando el golpe de calor.

Los síntomas principales de un golpe de calor son deshidratación, mareos, pérdida del conocimiento, respiración agitada, enrojecimiento facial, delirios o vómitos.

Si notas estos síntomas en tu hijo y sospechas que ha sufrido un golpe de calor, debes llevarlo inmediatamente a un lugar fresco y ventilado, ponerle paños mojados en la frente, el pecho y la nuca y ofrecerle agua. Si se recupera rápido, no hace falta llevarlo a Urgencias.

Para evitar el golpe de calor, es mejor seguir estos consejos de prevención:

  • Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas).
  • Cubrir la cabeza con un gorro y usar gafas de sol.
  • No estar mucho tiempo al sol, menos aún haciendo ejercicio o jugando. Intercalar los ratos al sol con baños o periodos en la sombra.
  • Beber mucha agua y líquidos isotónicos.
  • Evitar las comidas pesadas y la exposición al sol después de haber comido.
  • Usar ropa ligera y transpirable.
  • El cuerpo se enfría durante el sueño, por lo que hay que regular la temperatura por la noche.
  • No dejar nunca al niño dentro de un coche al sol sin las ventanas abiertas o el aire acondicionado puesto, ni siquiera 5 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *